top of page

Torsión y dilatación gástrica: peligromortal para perros.


La torsión y dilatación gástrica en perros es una enfermedad grave y potencialmente

mortal. Algunos factores de riesgo incluyen ciertas razas grandes, el tamaño del

perro y el ejercicio extenuante después de comer. Los síntomas comunes incluyen

distensión abdominal y dificultad para respirar. Es importante buscar atención

veterinaria de inmediato y el tratamiento puede incluir cirugía. Tomar medidas

preventivas, como alimentar en porciones más pequeñas y evitar ejercicio intenso

después de comer, puede reducir el riesgo. 


También se ofrecen servicios de eutanasia veterinaria a domicilio y apoyo en decisiones de eutanasia. La web proporciona servicios de duelo por la pérdida de una mascota.


Factores de riesgo en la dilatación y torsión gástrica en

perros


La dilatación y torsión gástrica en perros puede ser causada por diversos factores de

riesgo. A continuación, se detallarán los principales factores que aumentan la

probabilidad de que un perro desarrolle esta enfermedad:


Razas más susceptibles a la dilatación y torsión gástrica

Algunas razas de perros son más propensas a sufrir dilatación y torsión gástrica.

Especialmente, los perros de raza grande y profunda en el pecho tienen un mayor

riesgo. Algunas de las razas más susceptibles son el Gran Danés, el Pastor Alemán y

el San Bernardo.


Mayor riesgo en perros de razas grandes

Los perros de razas grandes tienen un mayor riesgo de sufrir dilatación y torsión

gástrica en comparación con los perros pequeños. Esto se debe a que su sistema

digestivo es más propenso a la acumulación de alimentos y gases en el estómago. Es

importante estar alerta y tomar medidas preventivas en perros de razas grandes

para reducir este riesgo.


Relación entre el tamaño del perro y el riesgo de dilatación y

torsión gástrica

Existe una relación directa entre el tamaño del perro y el riesgo de dilatación y

torsión gástrica. Cuanto más grande sea el perro, mayor será su predisposición a

desarrollar esta enfermedad. Es importante tener en cuenta este factor de riesgo al

cuidar de perros de tamaño grande, especialmente en relación a su alimentación y

actividad física.


Ejercicio físico y su influencia en la dilatación y torsión gástrica en perros

El ejercicio físico extenuante después de comer puede aumentar el riesgo de

dilatación y torsión gástrica en los perros. Esto se debe a que durante la digestión, el

alimento y los gases se acumulan en el estómago. Si el perro realiza ejercicio

vigoroso o actividad física intensa después de comer, aumenta la probabilidad de

que se produzca la dilatación y torsión gástrica. Es fundamental evitar el ejercicio

extenuante inmediatamente después de las comidas.


Síntomas y diagnóstico de la dilatación y torsión

gástrica en perros

La dilatación y torsión gástrica en perros es una enfermedad grave que requiere una

pronta identificación y tratamiento. Reconocer los signos comunes de esta condición

puede ser clave para buscar atención veterinaria temprana y aumentar las

posibilidades de supervivencia del perro.


Signos comunes de la dilatación y torsión gástrica en perros

Existen varios síntomas que pueden indicar la presencia de dilatación y torsión

gástrica en perros. Algunos de los signos más comunes incluyen:

  • Distensión abdominal: el abdomen puede verse hinchado y duro al tacto.

  • Dificultad para respirar: el perro puede tener dificultades para respirar,respirar rápidamente o jadear de manera intensa.

  • Saliva excesiva: se puede observar un aumento en la producción de saliva y babeo en el perro.

  • Intentos fallidos de vomitar: el perro puede mostrar signos de malestar gástrico, como arcadas repetidas sin lograr vomitar.

  • Debilidad y colapso: el perro puede mostrar debilidad generalizada e incluso colapsar.


Importancia de la consulta veterinaria temprana

Ante la sospecha de dilatación y torsión gástrica, es esencial buscar atención

veterinaria de forma inmediata. Esta condición es una emergencia médica y cuanto

antes se realice el diagnóstico y tratamiento, mayores serán las posibilidades de

éxito. Si observas alguno de los síntomas mencionados anteriormente en tu perro,

no pierdas tiempo y acude rápidamente a un veterinario. La dilatación y torsión

gástrica puede evolucionar rápidamente y provocar daños graves en los órganos

internos, poniendo en riesgo la vida del animal.


Evaluación y diagnóstico de la dilatación y torsión gástrica en

perros

Para confirmar el diagnóstico de dilatación y torsión gástrica, el veterinario realizará

una evaluación exhaustiva del perro. Esto puede incluir:

  • Examen físico: el veterinario examinará al perro buscando signos de distensión abdominal, dificultad respiratoria y otros síntomas asociados.

  • Radiografía de abdomen: se realizará una radiografía para confirmar la presencia de dilatación y torsión gástrica. Esta imagen puede revelar la posición anómala del estómago y la acumulación de aire y alimentos.

  • Análisis de sangre: se pueden realizar análisis de sangre para evaluar la función de los órganos internos y descartar otras posibles causas de los síntomas.


La evaluación y diagnóstico preciso son fundamentales para determinar el

tratamiento adecuado y tomar las medidas necesarias para estabilizar al perro. La

dilatación y torsión gástrica es una condición grave que requiere atención

veterinaria urgente y un enfoque multidisciplinario para garantizar la mejoría y

recuperación del animal. Recuerda, si sospechas de dilatación y torsión gástrica en

tu perro, actúa rápidamente y busca la asistencia de un veterinario especializado. No

subestimes la importancia de una consulta temprana y el diagnóstico preciso para

garantizar la mejor atención y tratamiento para tu mascota.


Tratamiento de la dilatación y torsión gástrica en perros

La dilatación y torsión gástrica en perros es una enfermedad grave que requiere un

tratamiento rápido y eficaz. El objetivo principal del tratamiento es estabilizar al

perro y restaurar el flujo sanguíneo adecuado. A continuación, se describen las

etapas y los procedimientos clave en el tratamiento de esta condición.


Estabilización y restauración del flujo sanguíneo adecuado

En primer lugar, es crucial estabilizar al perro para prevenir complicaciones

adicionales. Se colocan dos accesos venosos en las venas cefálicas para administrar

fluidoterapia y mejorar la perfusión de los órganos. Esto ayuda a contrarrestar el

impacto de la torsión gástrica en el sistema circulatorio del perro.


Cirugía para desenrollar y recolocar el estómago

Una vez que el perro ha sido estabilizado, se procede a la cirugía para desenrollar y

volver a colocar el estómago en su posición normal. Durante la cirugía, se evalúa la

vitalidad del tejido gástrico y, en casos graves, puede ser necesario realizar una

gastrectomía parcial o total para extirpar el tejido necrótico y restaurar la función

adecuada del estómago.


Terapia postoperatoria y prevención de complicaciones

Después de la cirugía, se proporciona terapia de fluidos, analgesia y antibióticos para

prevenir complicaciones posquirúrgicas y promover la recuperación del animal. Es

fundamental seguir las recomendaciones del veterinario en cuanto a la

administración de medicamentos y cuidados posteriores. Además, se realizarán

revisiones regulares para evaluar el progreso y realizar ajustes necesarios en el

tratamiento.

  • Administrar terapia de fluidos para mantener una hidratación adecuada.

  • Proporcionar analgesia para controlar el dolor postoperatorio.

  • Administrar antibióticos para prevenir infecciones.

  • Controlar periódicamente la evolución del perro a través de revisiones veterinarias.


El tratamiento de la dilatación y torsión gástrica en perros es un proceso complejo

que requiere un enfoque multidisciplinario y un equipo veterinario especializado. La

combinación de estabilización, cirugía y terapia postoperatoria tiene como objetivo

proporcionar al perro la mejor oportunidad de recuperación y supervivencia.


Medidas preventivas para reducir el riesgo de dilatación y torsión gástrica en perros

Alimentación en porciones más pequeñas y frecuentes

Una medida clave para reducir el riesgo de dilatación y torsión gástrica en perros es

alimentarlos en porciones más pequeñas y frecuentes en lugar de una sola comida

grande. Esto ayuda a evitar la acumulación excesiva de alimentos y gases en el

estómago durante la digestión. Dividir la cantidad diaria de alimento en varias

comidas más pequeñas también puede promover una digestión más eficiente y

reducir el estrés en el estómago.


Cuando se trata de la cantidad de alimento, es importante seguir las

recomendaciones específicas para la raza, peso y edad del perro. Consultar con un

veterinario o nutricionista de mascotas puede ayudar a establecer una dieta

equilibrada y controlada para cada individuo. Además, es esencial proporcionar

acceso constante a agua fresca durante todo el día para facilitar la digestión y

prevenir la deshidratación.


Evitar ejercicio extenuante después de comer

Después de haber comido, es importante evitar el ejercicio extenuante o actividad

física intensa en los perros. El movimiento vigoroso después de una comida grande

puede agravar la acumulación de alimentos y gases en el estómago, aumentando así

el riesgo de dilatación y torsión gástrica. Se recomienda esperar al menos una hora

después de la comida antes de realizar actividades físicas intensas, como correr o

saltar, para permitir una digestión adecuada.


En cambio, se pueden realizar actividades físicas más suaves y tranquilas, como

paseos cortos y pausados, para ayudar a la movilización del sistema digestivo sin

ejercer una presión excesiva sobre el estómago. También es importante evitar que el

perro beba grandes cantidades de agua antes o después de hacer ejercicio, ya que

esto puede contribuir a la distensión gástrica. Se recomienda proporcionar

pequeñas cantidades de agua gradualmente.


Elección adecuada de alimentos y nutrición en perros

La elección adecuada de alimentos puede desempeñar un papel importante en la

prevención de la dilatación y torsión gástrica en perros. Optar por alimentos de alta

calidad y formulados específicamente para el tamaño y las necesidades de la raza

del perro puede ayudar a mantener un sistema digestivo saludable. Además, se han

desarrollado dietas especiales que contienen ingredientes que promueven la

digestión y reducen el riesgo de acumulación de gases.


También es importante evitar la alimentación excesiva y el sobrepeso, ya que un

mayor peso corporal puede aumentar la presión sobre el estómago y contribuir a la

dilatación y torsión. Comprender las necesidades nutricionales específicas de cada

perro y proporcionar una alimentación equilibrada y controlada puede ayudar a

prevenir esta enfermedad grave.


Eutanasia veterinaria a domicilio y apoyo en la toma de

decisiones

La eutanasia veterinaria a domicilio es un servicio que ofrece la opción de despedir a

nuestra mascota en su entorno familiar y tranquilo. Este servicio permite minimizar

el estrés y la ansiedad tanto del animal como de sus dueños durante este difícil

momento.


Servicio de eutanasia veterinaria a domicilio

Contar con un servicio de eutanasia veterinaria a domicilio brinda la comodidad de

no tener que desplazar al animal al consultorio veterinario y permite que pueda

estar en un entorno conocido y seguro hasta el último momento. Un veterinario

especializado se encargará de ofrecer un trato humano y respetuoso tanto hacia la

mascota como a sus dueños.


Mejora de calidad de vida de las mascotas

Además de la eutanasia, también se ofrecen servicios de apoyo enfocados en

mejorar la calidad de vida de las mascotas que sufren enfermedades crónicas o

degenerativas. Estos servicios incluyen terapias paliativas, manejo del dolor,

cuidados especializados y adaptación del entorno para asegurar el bienestar del

animal.


Servicios de duelo por la pérdida de una mascota

La pérdida de una mascota es una experiencia dolorosa que puede generar un

profundo sentimiento de tristeza y duelo. Para ayudar a sobrellevar este proceso, se

ofrecen servicios de apoyo emocional y acompañamiento durante el duelo. Estos

servicios brindan un espacio seguro para expresar emociones, compartir recuerdos y

recibir apoyo en el proceso de sanación.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page